Piragüismo

Piragüismo.

Breves apuntes sobre el deporte y la práctica del Piragüismo.

La navegación en canoa o en piragua lleva siendo practicada por el ser humano desde tiempos inmemoriales. La primera técnica usada en épocas prehistóricas, consistía en el vaciado del tronco de un árbol de las proporciones adecuadas. Con el devenir de los tiempos, distintos pueblos  y civilizaciones fueron depurando esta técnica y creando múltiples clases de canoas. Algunas de ellas hoy todavía permanecen en algunos usos y/o costumbres de algunos grupos humanos de costumbres primitivas en países lejanos, así como en ciertas comunidades rurales de nuestro entorno.

Este tipo de embarcaciones, estrechas y largas, sin demasiada eslora (apenas 10 metros), sin quilla y sin apenas distinción entre proa y popa algo puntiagudas, fueron pasando al plano deportivo a finales del siglo XIX. Desde 1924, las competiciones de piragüismo de carácter internacional fueron incrementando su popularidad. Hasta que en 1936 a raíz de los Juegos Olímpicos de Berlín, la competición incluyó unas determinadas pruebas relacionadas con el piragüismo.

En el piragüismo, a diferencia del remo, en el que el impulso se obtiene mediante un punto de apoyo y de flexión, el tripulante se ayuda de una pala. Esta pala se sumerge en el agua y se acciona con la única fuerza de los brazos y el movimiento que imprimen al tronco a cada lado de la embarcación.

Diferentes tipos de embarcación.

Se distinguen tres clases.

  • La canoa o piragua propiamente dicha. De una o varias piezas.
  • La canoa canadiense. Sin puente y con cuerpo abierto.
  • Más puntiagudo y estrecho que las mencionadas.

Orígenes del Piragüismo.

El momento y lugar de aparición o creación de la canoa y la piragua son indeterminados. Habiéndose reconocido una forma de canoa con pala en una tumba de un rey sumerio en Ur. Con una antigüedad que ronda los 6.000 años de antigüedad. En cuanto al kayak, se conoce que proviene de pueblos esquimales. De su lengua procede el nombre. En las frías aguas de estas zonas árticas, los Inuit (Cada individuo tiene un kayak hecho a su medida), usan este tipo de embarcación. Confeccionadas con armazones hechos de huesos de animales y recubierto de pieles de foca cosidas, son usadas tanto para el desplazamiento como para la caza. Siempre que las condiciones del deshielo lo permitan.

La primera fabricación.

Se atribuye a John McGregor en la segunda mitad del siglo XX, siguiendo el modelo esquimal. La adaptación a la práctica deportiva se realizó poco tiempo después. Fue llevada a cabo por unos piragüistas franceses y alemanes que imaginaron la gran velocidad que puede alcanzar el kayak y las perfectas virtudes que encierra para la navegación en aguas turbulentas.

Modalidades deportivas.

Se distinguen dos modalidades en el deporte del Piragüismo. Canoa (letra C) y kayak (letra K). En la canoa deportiva, los tripulantes ejercen semiincorporadas en el casco abierto de la embarcación, manteniendo una pierna arrodillada y la otra semiflexionada. O ambas piernas arrodilladas. Y utilizan una pértiga medianamente larga, en uno de cuyos extremos se acopla una pala.

En el kayak, el tripulante adopta una posición sentada y va embutido hasta la cintura en un hueco (bañera), con una tela alrededor (cubrebañera). Ésta le sirve de protección contra el paso del agua. Incluso en vuelco o cuando el kayak queda inversamente tumbado.

El remo que se utiliza, consiste en una pértiga con una pala en un extremo y una cuchara en el otro. Aparecen dispuestas entre sí en un ángulo de 90º. El remo se utiliza tanto para el control de la embarcación como para el propio impulso del kayak.

Modelos de Canoas y Kayaks.

Por lo que respecta a las canoas, existen tres modelos deportivos homologados.

  • Un sólo tripulante. 5.20 metros de longitud máxima, 75 cm de anchura máxima y 16 kg de peso mínimo.
  • Dos ocupantes. 6.50 m, máximo. 75 cm máxima anchura y 20 kg máximos.
  • Cuatro tripulantes. 9 m máximo. 75 cm anchura y un peso no inferior a 30 kg.

Los kayaks se clasifican en K1, K2 y K4, para 1, 2 o 4 tripulantes con longitudes máximas de 5.20, 6.50 y 11 metros. Anchura máxima de 51, 55 y 65 cm. Y pesos mínimos de 12, 18 y 30 kg, respectivamente.

Ambos tipos de embarcaciones se fabrican en materiales sintéticos, como plástico, poliéster o fibras de carbono y vidrio, que le hacen ganar en ligereza y resistencia.

Piragüismo en Aguas tranquilas y Aguas bravas.

Tanto kayaks como canoas se destinan a pruebas de velocidad en aguas estancadas (tranquilas). Estas se encuentran en lagos, embalses o canales adaptados. En oposición la más vistosa e intrépida es la navegación en aguas bravas. Los escenarios son descenso en ríos de alta montaña y en ríos en llano pero con fuerte caudal. En los primeros es el kayak el que mejor se adapta a la exigencias de navegabilidad. En ellos la competición se amplía con las pruebas de slalom, en las que el recorrido de unos 600 metros, se encuentra interrumpido por unas barras suspendidas de cables por encima del agua que indican las puertas obligadas de paso y los lugares de giro. Existen también en las aguas bravas, canales artificiales, dotados de la necesaria turbulencia para  el desarrollo de la actividad.

Preparación para la práctica del Piragüismo.

Para el control de la embarcación es necesario un cierto sentido del equilibrio. En aguas bravas la lucha constante contra la corriente, el piragüista debe demostrar tanto su habilidad como su capacidad de reacción y resistencia. En un continuo desgaste de energía, se hace preciso el conocimiento y dominio de una técnica adquirida en un cursillo de aprendizaje.

Saber nadar y por tanto estar familiarizado con el agua, constituye un requisito indispensable. Uno de los ejercicios básicos que se practican para llegar a una perfecta ejecución, tiene por finalidad recuperar la verticalidad desde la posición invertida de la embarcación después de volcar. Dicha acción (esquimotaje) consiste en colocar la pala en sentido perpendicular a la canoa volcada. Mediante dos tracciones de los brazos hay que lograr el giro opuesto. El control de la inmersión (apnea), sin dejarse desorientar por ella, es vital en el esquimotaje.

Maniobras básicas el deporte del Piragüismo.

Propulsión. Para girar a la derecha, hay que marcar un giro en abanico, de delante hacia atrás, con el remo izquierdo y viceversa.

Contrapropulsión. Para girar a un lado utilizando el remo de mismo lado. Deberemos marcar el giro hasta la mitad y, desde ahí, girar la pala e impulsarla hacia delante.

Esquimotaje. Maniobra que permite volver a la posición inicial. Es decir con el cuerpo fuera del agua, cuando la embarcación ha volcado. Es una técnica que requiere una práctica previa en aguas tranquilas. Existen dos versiones. Esquimotaje versión italiana. Se realiza con una sola pala, sujetándola por la hoja y propulsándola hasta lograr el vuelco. En la versión americana, el esquimotaje se realiza con ambas manos. Sujetando la pértiga del remo y bogando como si estuviera en la superficie, girando el cuerpo hasta lograr enderezar la embarcación.

 

Deja un comentario