Descenso del sella con niños

¿Te gustaría bajar el río sella con tus hijos?

En Montañas del Norte te indicamos cuales son la pautas a tener en cuenta para disfrutar de un descenso del sella con niños de una forma segura y divertida.

Es una actividad acuática, por lo que es necesario cumplir unos requisitos mínimos, aunque también es importante que tengas claro lo que vas a hacer y en que condiciones. Cuando contratas una actividad, a parte de saber el coste y la equipación, hay otros detalles a tener en cuenta tanto por ti, como por la empresa donde contratas.

Por parte de la empresa:

    • Previsión meteorológica.
    • Duración y tramos opcionales.
    • Nivel óptimo del río en función del perfil de los participantes.
    • ¿Existe la posibilidad de contratar un guía?
    • ¿Los niños pequeños es mejor que vayan entre dos adultos?
    • Nivel de riesgo.

Por parte del cliente:

    • ¿Tienes alguna enfermedad o similar que impida el correcto desarrollo de la actividad?
    • Nº de niños y de adultos.
    • Intolerancias alimenticias.
    • Etc.

Reservar

Te proporcionamos los accesorios necesarios para que tú y tu familia o amigos paséis un día de aventura y podáis experimentar la sensación de navegar en las aguas del río más emblemático de Asturias de forma fácil y segura.

Requisitos para el descenso del sella con niños:

  •  Saber nadar.
  • Llevar el chaleco ajustado en todo momento.
  • Tener toda la información necesaria.

¿Qué tenéis que traer?

  • Ropa y calzado de repuesto (sujeto al pie).
  • Ropa de baño.
  • Crema solar y toalla
  • Teléfono móvil.

¿Qué te ofrecemos?

  • Bidón estanco y picnic (bocadillo de jamón serrano, chocolatina, barrita energética fruta y agua).
  • Neopreno integral.
  • Chaleco salvavidas.
  • Accesorios propios de la actividad.
  • Seguros de R. C. y accidentes.
  • Transporte.

Conecta con tu familia y tus hijos de una forma diferente. Llevaros un recuerdo inolvidable juntos donde forjaréis vuestra confianza, vuestra coordinación y os divertiréis como nunca. Contar todos los animales que veis, bañaros, echaros en las playas del río y observar los pájaros. No hay un entorno mejor para relajarse y pasarlo bien. ¡No sólo los niños lo disfrutan!