Descenso del Sella, Ribadesella

Descenso del Sella Ribadesella. Montañas del Norte tiene su sede en Ribadesella. Calle Marqués de Arguelles 26 (cerca de la oficina de Turismo). Desde allí ponemos a tú disposición todo lo necesario para que disfrutes del recorrido en canoa por las aguas del Río Sella.

El requisito indispensable para su realización es saber nadar. Aunque también tienes la posibilidad de contratar un guía que te acompañe y te indique todos los contenidos de la actividad y su entorno.

Con Montañas del Norte se puede hacer durante todo el año. Siendo los niveles de agua los que lo regulan con una medida máxima de seguridad.

Descenso del Sella Ribadesella

El Río Sella nace en las fuente del infierno (Sajambre), concejo perteneciente administrativamente a la provincia de León. Aunque todo él se encuentra en la vertiente norte de la Cordillera Cantábrica, el lado asturiano.

Competición.El Sella se abre paso, en su camino hacia el Cantábrico, a través de la gran masa de calizas de los Picos de Europa. Labrando una profunda garganta en el límite occidental de esta importante unidad orográfica. Esta gran hendidura, conocida como el “Desfiladero de los Beyos”, es la parte alta del río, la cual es sólo apta para expertos en aguas bravas.
En la parte baja del Sella, desde Cangas de Onís hasta Ribadesella, pasando por Arriondas, las aguas son mucho más tranquilas. Y es allí donde se viene desarrollando una intensa actividad piragüistica ya desde 1951, fecha en que se inauguró el primer Descenso Internacional del Sella.

Competición

Esta competición que cada año recibe a piragüistas de todo el mundo es también una auténtica fiesta. Declarada de interés turístico internacional, en la que se da cita una gran multitud. Que disfruta de un ambiente único en este tipo de eventos deportivos.

Son muchas las personas, aficionadas o no al piragüismo, que cada verano tratan de emular a los grandes piragüistas que han dejado escrito su nombre en la historia de esta popular carrera. Ésta tiene lugar, cada primer sábado de agosto, entre Arriondas y Ribadesella. El Sella se ha convertido en un auténtico motor de la economía para la zona y existen en la actualidad muchas empresas de turismo activo. Ellas, ofrecen entre otras actividades, el descenso del Río Sella en kayak y canoa.

Montañas del Norte

Nuestra empresa, en concreto, quiere distinguirse del resto ofreciendo calidad y atención. Para ello facilitamos la embarcación y el material complementario. Además de los vehículos y la logística necesaria para regresar al punto de partida.

Como referencia. Los mejores piragüistas hacen el descenso del Sella desde Arriondas hasta Ribadesella en poco más de una hora. El recorrido clásico para turistas, Arriondas-Llovio, lleva un tiempo de unas cuatro horas (paradas incluidas).

Reservas on-line

Pincha en este enlace reserva directamente y aprovecha nuestros precios on-line.

: https://montanasdelnorte.com/reserva-actividades-de-aventura/

Dificultad del Río Sella

Antes de valorar en nivel de dificultad del  del Río Sella que realiza nuestra empresa, explicaremos los 6 niveles de dificultad para ríos reconocidos a nivel internacional.

Introducción. Los Ríos y su nivel de dificultad.

Tanto los practicantes de piragüismo, hidrospeed o rafting, aquellos que escogen un río para llevar a cabo sus prestaciones deportivas recurren a una clasificación, mundialmente reconocida, que distribuye las corrientes fluviales por su grado de dificultad. Sin duda, esta definición sirve a los deportistas para trazarse una primera idea del medio con el que pretenden enfrentarse. Lo que redundará en la adopción de las medidas más adecuadas en el inicio y durante la realización de la prueba.

Dicha clasificación comprende seis niveles, que se designan mediante número romanos, acompañados, si corresponde, de otros signos (más, +, o menos, -) y numeración árabe (indicando cantidad de tramos).

Enumeración de Niveles.

  • El Nivel I corresponde al de menor distancia. Se trata de corrientes de curso regular que discurren por pendientes suaves. En ellas apenas se forman olas y ligeros remolinos. Son ideales para las pruebas de demostración e iniciación.
  • El Nivel II se cataloga de fácil, si bien asignándole ya la categoría de deportivo.  Su cómoda navegación viene determinada por la ausencia de rápidos peligrosos. Aparece algún que otro escalón de escasa importancia y olas y movimientos de agua exentos de dificultad.
  • El Nivel III se aplica a los ríos de recorrido medianamente difícil. En ellos, la presencia de escalones, rocas a flor de agua o sumergidas y la formación de olas de considerable violencia y envergadura imponen la necesidad de maniobrar con el grado de experiencia y capacidad suficiente para saber cómo evitar los obstáculos. La corriente gana aquí en intensidad, y puede contar con saltos, si bien deja visibles y expeditos los pasos.
  • El Nivel IV corresponde a los ríos de navegación difícil. Los desniveles son aquí pronunciados, los obstáculos, los escalones y la envergadura de las olas ofrecen bastante dificultad. La maniobra, por tanto, requiere una experiencia considerable. Especialmente para afrontar los frecuentes remolinos y la caída libre de las aguas. Se trata de las corrientes deportivas por excelencia, conocidas como naguas vivías.
  • El Nivel VI se asigna a corrientes muy difíciles de controlar, que requieren una gran técnica y, aún más, un reconocimiento previo del recorrido. Este reconocimiento se requiere para precisar el modo de proceder ante los fuertes obstáculos y la peligrosa presencia de saltos y escalones. La dificultad no cede en todo el curso del río y exige el máximo tanto al deportista como al material de uso.
  • El Nivel VI se destina a los ríos extremadamente difíciles. Rayando lo infranqueable. Los rápidos que se forman, el volumen de agua y la pendiente son excepcionales. Sin posibilidad de detención. La práctica de cualquier especialidad resulta altamente peligrosa, y sólo puede afrontarse provisto de una técnica al más alto nivel.

Alteraciones.

El practicante experimentado sabe cuáles son las causas que pueden alterar la clasificación asignada a una corriente o a uno de sus tramos; por supuesto los cambios meteorológicos y los que imponen las temporadas, pero también la apertura de diques o el momento preciso de la jornada.

En todo caso, el deportista debe tener un conocimiento previo de estas modificaciones circunstanciales y no limitarse a la mera verificación del caudal.

En los niveles de relativa dificultad (de III en adelante) se impone conocer los puntos de acceso y de salida del lecho. Así como los de asistencia y de socorro que hayan dispuesto.

Otros puntos que se reconocerán en la observación previa del recorrido podrá ser; rocas o troncos de árboles, apenas hundidos en el agua, a los que delatan finos círculos concéntricos, contracorrientes o rebufos provocados por obstáculos de diversa índole. Fuertes remolinos en la base de un escalón o salto, peligrosos por su capacidad de arrastre. Recodos donde la masa de agua se arremolina, dejando al mismo cauce principal con escasa fluidez.

Los infrecuentes pero temidos sifones, conductos naturales anegados que ejercen presión desde la profundidad. Elevaciones en las que el terreno aflora, dejando apenas una lámina de agua que entorpece la navegación. Vías estrechas de que pueden estar obstruidas por ramas o troncos. Oleajes que por su intensidad pueden requerir la aplicación de técnicas que permiten pasar carenándolos. Objetos metálicos o de otros materiales de los cuales los ríos puedan ser portadores.

El reconocimiento previo será la mejor manera de prevenir las dificultades, evitar las zonas peligrosas y diseñar las maniobras que conviene ejecutar para eludir los obstáculos. Asimismo, podrá dictar la conveniencia de establecer, en puntos determinados, sistemas de seguridad, a base de cordadas.

Nivel de dificultad del Río Sella.

Atendiendo a lo expuesto, diríamos que los 15.200 kms., que corresponden al tramo navegable que realiza Montañas del Norte. Esto es desde Arriondas a Llovio, se incluyen dentro de los niveles I y II. Siendo pues un recorrido apto para todas las edades, siempre que se encuentre dentro de unas condiciones físicas adecuadas.

Que hacer en Ribadesella


Ribadesella está situada en la Asturias Oriental, concretamente en la desembocadura del Río Sella, que nutre  de arena la playa de Santa Marina, a orillas del Mar Cantábrico.

Una de sus característica más apreciables es la variedad de zonas de ocio y recreo, siendo sus paseos un exponente de la calidad de su entorno.

  • Paseo de la playa: ruta que bordea la media luna de la orilla del mar con grandes contenidos prehistóricos, históricos, arquitectónicos, paisajísticos… con posibilidad de ampliar conectando con la “Ruta de los Dinosaurios”.
  • Ruta histórica del Puerto: pequeño paseo que sigue la desembocadura del Río Sella, aderezado con los murales de Mingote, donde se exponen contenidos de distintas épocas de la vida riosellana. Se puede ampliar subiendo a la Capilla de Guía, donde  obtendremos unas vistas impresionantes del entorno de Ribadesella.
  • Paseo del Malecón: zona que transcurre paralela al río San Pedro con gran interés ecológico y amplia variedad de aves migratorias.
  • Paseo de la Mediana: islote en medio de la Ría de Ribadesella con acceso a través de una pequeño puente. Es utilizado como zona de deporte y ocio, también se denomina “Prau de San Juan”, por ser donde tiene lugar la hoguera en la noche más corta del año.
  • Paseo de los Vencedores del Sella: como su nombre indica, es una zona aledaña a la ría con contenido histórico de los vencedores del descenso internacional del Sella.

Qué hacer en Ribadesella

Son numerosas las actividades, tanto culturales como de aventura u ocio, que se pueden realizar en Ribadesella.       Por nombrar alguna de ellas:

Cultura y Naturaleza:

  1. Museo y Cueva de Tito Bustillo.
  2. La Cuevona de Cuevas.
  3. La Arquitectura Indiana.
  4. Los Bufones de Pria.
  5. Zona antigua, escalera de colores, edificios singulares, empedrado…
  6. La Lonja.
  7. Pinturas románicas de la Iglesia de Junco.
  8. Murales de la Iglesia de Ribadesella
  9. Icnitas en la playa de Santa Marina.
  10. Murales de Mingote.

Actividades de Ocio

  1. Descenso del sella.
  2. Paintball.
  3. Coastering.
  4. Piragüismo.
  5. Surf.
  6. kayak de Mar.
  7. Paseos en barco.
  8. Rutas a Caballo.
  9. Paddle Surf.
  10. Espeleología.

Desde Montañas del Norte, somos expertos en las actividades de ocio relacionadas con la Naturaleza. Estamos en primera linea de paseo del Muelle, al lado de la oficina de turismo.

Desde aquí, ofrecemos toda nuestra infraestructura, organizando desde hace más de 15 años todo tipo de actividades de aventura.

¡Ven y disfruta de Ribadesella!