Rafting en Asturias

El precio incluye:

  1. Pala, casco y chaleco
  2. Neopreno y cortavientos
  3. Trasnporte
  4. Guía o rafter
  5. Seguros.
  6. Vestuarios.

Descripción de la actividad

En primavera, en el Sella, con deshielo, el rafting es una actividad intensa que aporta beneficios en cuanto a coordinación y trabajo en equipo.

¿Quieres darte un chapuzón en aguas gélidas? Una buen terapia antiarrugas.

El rafting en Asturias, consiste en el descenso de ríos en lancha neumática, tripulada por varias personas, acompañados de un guía o Rafter, que da las instrucciones y maneja la embarcación.La impulsión se realiza por la pala o remo de una hoja, que cada participante porta, además de la propia fuerza del río. Es una actividad recreativa en la que la coordinación de los tripulantes es básica.

El Rafting en Asturias está regulado y solamente se puede realizar con un mínimo de caudal definido por la Confederación Hidrográfica del Cantábrico. Las embarcaciones tienen capacidad para 6 a 8 participantes.

Una salida diaria, en el río Sella, y en el río Cares, desde el 2 de marzo al 31 de octubre, con unos caudales mínimos determinados reglamentariamente. La duración de la actividad es de 1 a 1,30 o 2 horas en función del caudal, más los desplazamientos de ida y vuelta.

Es imprescindible saber nadar.

Cada participante deberá venir provisto de bañador y camiseta, preferiblemente térmica. Útiles de ducha y toalla. No es necesario experiencia previa.